La barca plateada -Relato corto-

Amigos os voy a poner en estos días un relato que escribí, hoy os pondré el primer capitulo, y así cada día una pequeña parte de el. Espero que disfruten y me comentéis que os parece. Un saludo Marola77

 

Capitulo 1


Martos había salido de su pequeña cabaña en la playa, era una casita pequeña, pero, acogedora. Todos los veranos su padre que era pescador llevaba a sus hijos a aquel lugar. Una playa pequeña, desierta y casi escondida del mundo, en ella había construido una pequeña cabaña para pasar los tres meses de verano.

Martos estaba emocionado, en aquel lugar vivía como si estuviera en una isla desierta, era muy fantasioso y su padre a veces les había regañado por las historias tan inverosímiles que explicaba. La mayoría inventadas, pero está que le explico el día 27 de junio era cierta, aunque no se la creyeron.

Aquella mañana del 27 de junio Martos había ido a la parte este de la playa, había como una hilera de piedra gigantes que tapaban, lo que por decirlo de alguna forma, era una calita, en ella las piedras hacían la forma de un lago pequeño y Martos todos los días iba a pasar toda la mañana con su pequeña embarcación a aquel rincón paradisíaco. Aquel día en la calita se encontró a alguien, era un niño pequeño como el, este le dijo que se llamaba Austin, vivía en el mar, y pocas veces salía a la orilla. Martos se quedo muy asombrado porque Austin tenía algo en los ojos que le hacía diferente a los demás, tenía los ojos de color amarillo, y en la puntita de la nariz llevaba una marca en forma de ancora. Su estatura era muy pequeña y los pies en forma de aleta. No se atrevía a preguntarle nada, simplemente lo invitó a que se quedara a jugar con él.

Austin le dijo que no debía decir nada a nadie, no podía saber nadie que existía y además Martos tenía que hacerle un favor.

Martos, tienes que construirme una barquita pequeña, tienes que tener dos metros de larga por ochenta centímetros de ancha. En el interior habrá un madero que cruzara por lo ancho, ese será el asiento y además deberás hacerme dos palas, para poder navegar.-Martos estaba alucinando, se quedo mudo y perplejo de lo que estaba escuchando.-

Pero….si yo no se hacer eso, ¿Cómo quieres que te construya una barca?, mi padre es el marinero, el hizo una hace años, pero no me la deja coger, la tienes encerrada en un almacén. Una vez le pregunte por ella y me dijo que esa barca estaba maldita, que no debíamos tocarla.-dijo Martos.-

Tienes que conseguirme esa barca, tienes que sacarla y traérmela aquí, esa es la única forma de salvarme, si no lo haces yo no existiré jamás- dijo Austin-

No podré mi padre no nos deja ni acercar a ese almacén, además no entiendo eso de que no existirás, si yo te veo, ¿Quién eres?.-pregunto intrigado Martos.

No puedo decirte quien soy hasta que no cumpla con mi misión, y no existo, solo me puedes ver tu. Si hubiera más personas no me verían.

No me lo creo y me voy, me estas asustando…

Martos salió corriendo de aquella cala, corría velozmente por la playa. Cuando de repente se topo con su padre, este al verlo descompuesto, le pregunto si le había pasado alguna cosa.

¿Qué te pasa Martos, parece que has visto un fantasma?. –dijo el padre con una sonrisa, que en aquel momento a su hijo le pareció un desprecio que en aquel momento le molesto bastante.

No, no he visto un fantasma, ¿y tu has visto alguna vez alguno?-le pregunto con un tono de voz que le delato el enfado que llevaba.

No, creo que una vez te dije que los fantasmas no existen…¿no lo recuerdas?…

No, creo que nunca me has hablado de ello, y creo que deberías explicarme algo. Dijo Martos a su padre, este al oir aquellas palabras se preocupo, no entendía que es lo que le estaba pasando a su hijo.

Acerca de Marian

Escribo relatos cortos, poemas, reflexiones y otras cosas de interés general, me encanta estar informada de todo lo que pasa en el mundo. S
Esta entrada fue publicada en Relatos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s