La huelga de autobuses

Estoy de acuerdo que todos tenemos el derecho a la huelga, a mejoras salariales, a mejoras en las condiciones de trabajo, a un sueldo razonable, a dos días de fiesta, etc. etc., pero lo que me da coraje es que paguemos los usuarios las consecuencias directas de ese huelga. Aquí en Barcelona toda la semana del día 3 al día 7 de marzo, los autobuses solo funcionan en el 50% de su flota y de 6.30 a 9.30 horas y de 17.00 a 20.00 horas. Lo indignante es que tengamos que estar casi tres cuartos de hora en las paradas esperando a que llegue un autobús, y tener la gran suerte de que habrá las puertas porque van que no cabe nadie. Creo que deberían plantearse las cosas de otra manera, que afectara a la empresa, y no a los usuarios, que llegamos tarde al trabajo, nos tenemos que quedar a comer en la zona de trabajo, suponiendo un gasto extra. Todos comentamos en las paradas lo mismo, que no deberíamos pagar el billete, y creo que sería la forma de que afectara a la empresa, si todos los pasajeros no pagáramos durante esta semana creo que la cosa iría de otra forma. No se como lo hacen en otros países, pero aquí deberían plantearse los huelguistas que los que deben de enterarse de lo que reivindican es la empresa, no la gente de la calle.

Espero que se arregle pronto, porque es denigrante y inhumano como vamos en los autobuses cada día. Es indignante que las consecuencias las paguemos los demás.

Pero lo que me ha indignado más es que los huelguistas hayan puesto un numero de cuenta en los papeles y panfletos que han pegado por Barcelona para reivindicar la huelga, la cuenta es para paliar los gastos de la huelga y pagar a los que les han sancionado con suspensión de sueldo. “Creo que se están pasando”…a mi quien me paga la comida de estos cinco días en el bar, quien me paga los atrasos de horario y el tener que levantarme una hora antes para estar en la parada en el horario que me marcan ellos. Todos tenemos derecho a la huelga y a las reivindicaciones laborales, pero lo que no debemos hacer es que los únicos que pagan somos nosotros los usuarios. La empresa sigue llenándose los bolsillos con el dinero de los billetes, y no le afecta económicamente, si todos nos pusiéramos de acuerdo en no pagar, la empresa reaccionaria, y los primeros que tendrían que alentarlo son los conductores, no dejando pagar a nadie.

Soy bastante comprensiva, pero me gustaría que la empresa y  los trabajadores subieran a esos autobuses y vieran como vamos, como animales, como la gente se crispa y lo pagan los que menos culpa tienen. Seamos un poco civicos y busquemos otra forma de hacer las huelgas, que creo que la hay.

Espero que esto acabe pronto.  Un saludo cordial. Marola

Acerca de Marian

Escribo relatos cortos, poemas, reflexiones y otras cosas de interés general, me encanta estar informada de todo lo que pasa en el mundo. S
Esta entrada fue publicada en Diario de una mariposa. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s