Un fin de semana movidito.

 

 

 Este fin de semana ha sido bastante movidito, entre las elecciones, el partido del Barça, que por cierto, se está durmiendo en los laureles…., y además me he ido a ver a mi padre a su pueblo, Fayón, en la provincia de Zaragoza.

¿Sabéis que diferencia hay entre estar  entre pinos, vegetación, aire puro, gente maravillosa, buena comida, dormir a pierna suelta….?, pues yo cuando voy a el pueblo me transformo, es como si mi cuerpo y mi alma se unieran a en un estado de relajación, en un estado en que todo te parece diferente, como si no fuera yo misma, a  mi me pasa siempre que dejó la ciudad y me voy a esos lugares tranquilos y llenos de vida y naturaleza.

Vivo en una ciudad de más de tres millones de habitantes, llena de prisas, estrés, contaminación, coches, etc. Y cuando salgo de este lugar y viajó a otro que no tiene nada que ver, me dan ganas de coger e irme a vivir allí.

Si pudiera, me iría, cogerá mi maleta y me trasladaría a ese lugar en el que el tiempo es algo relativo, el olor  es aroma, la visión un sueño,  la tranquilidad un privilegio.

 

La gente del pueblo al comentarles que daría cualquier cosa por irme a vivir allí, me dicen que el pueblo es aburrido, que no hay gente, no hay vida, que los jóvenes se van. Yo creo que si en el pueblo se planteará una forma de vida diferente creo que no se irían. No creo, que a la mayoría de la gente, le guste vivir en la ciudad, cuando veo los reportajes por la televisión de esos maravillosos parajes que tenemos aquí en España y fuera de ella, me entra una especie de melancolía de no haber nacido pájaro, para poder recorrer eso lugares. La ciudad es buena porque tienes de todo, eso es cierto, pero todo tiene su lado bueno y su lado malo.

Bueno hoy estoy haciendo o me estoy enrollando un poco porque me estaba leyendo un libro de rutas, el Estany de Sant Maurici. Uno de los parajes más maravillosos que tenemos aquí en Catalunya y posiblemente del mundo, me recuerda los parajes de Canadá, son sus lagos, estanques, fauna, sus picos nevados. Os recomiendo que busquéis sobre este lugar y os deleitéis con sus paisajes y si alguna vez tenéis la oportunidad o las ganas de vivir en plena naturaleza una experiencia diferente lo visitéis.

Por otra parte me ha conmocionado el mensaje que me ha dejado un amigo mío, en el blog escribí un poema a mi padre y de alguna forma le ha conmovido, ese poema estaba dirigido en un primer lugar a mi hermano que se marchó a la Argentina hace dos años y medio. Fue muy duro, porque posiblemente ya no volverá jamás a España, el día 4 de abril de 2005 se marchó, estábamos en el aeropuerto de Barcelona, allí pase las cuatro horas más angustiosas de mi vida. Eran las últimas, hasta no se sabe cuanto, que estaríamos juntos. Yo intentaba contener esa tristeza, que la plasme en un poema. Ese poema “Yéndote” está dedicado a él. Se lo di en el ultimo momento, y le pedí que lo leyera en el avión  cuando estuviera volando hacía Argentina. Fue mi forma de decirle lo mucho que lo quería y lo mucho que lo iba a añorar.

A mi padre se la dediqué el viernes, porque en parte ese poema tiene un fondo de ausencia, de lejanía, en el pretendo reflejar que es lo que se siente cuando te falta alguien, cuando se va alguien del que no sabes si podrás volver a verlo, a abrazarlo, y también de alguien que se fue hace años, pero no de forma física, en el caso de mi padre, la ausencia no ha sido física, ha sido de sentimientos, de conversaciones, de juegos. Por eso trato de plasmar lo que se siente en dos situaciones diferentes que tienen el mismo resultando.

Muchas personas se sienten solas, se sienten abandonadas, o faltas de cariño, y los motivos no tienen porque ser simplemente el hecho de vivir solos, a veces se vive con personas que te rodean y estas completamente solo.

Aunque la soledad se puede paliar en la vida de diferente manera, yo la palió a veces con las letras, los poemas, los relatos, los buenos amigos que tengo, la gente en general, me encanta ir en el autobús y observar a las personas, puedes sacar mucho de ellas, de su actitud, sus manos, su rostro, sus ojos. Casi nunca nos fijamos en detalles pequeños, ahora estoy aprendiendo a mirar, a observar, a fijarme sobre todo en esas cosas que normalmente dejas de lado, y se puede descubrir mucho. Este es mi pequeño diario de hoy unas pocas frases para resumir mucho, y algo para contar a quien quiera escuchar o leerlas. Y aquí un trocito de un poema…

 

 

Estalla oculta y escondida

el alma nacida, preñada, parida,

se olvida del dolor de la parida

porque no se apaga el amor

nace la eternidad del corazón.

de ese alma perdido sin razón,

que lucha con rabia y sin razón.

 

Acerca de Marian

Escribo relatos cortos, poemas, reflexiones y otras cosas de interés general, me encanta estar informada de todo lo que pasa en el mundo. S
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s