Diario de un vendedor- 2º parte-

-Lo más práctico es que en estos casos contrate un buen servicio de catering, buena comida y servicio. Eso es lo que le ofrece la empresa “come sin agobios”. Le parece que nuestro lema no lo dice todo. Las mujeres en estos casos deberían sentarse en la mesa con los invitados, y no estar todo el tiempo levantada, recogiendo, y sin poder disfrutar de los invitados ni de la comida.
– Si pero, para dos veces al año que hacemos alguna que otra reunión no me sale a cuenta, ¿no cree?, esto es bastante caro, no es que no crea que es una comodidad, al contrario, ojala la tuviera todos los días, sería como comer en el restaurante.-decía aquella mujer, que Andrés intentaba convencer, aunque en ese momento la atención de Andrés solo estaba absorbida en un detalle que le llamo la atención, aquella mujer no tenía orejas, ni oídos, estaba sentada en la cama de su habitación, y llevaba unos zapatos rojos de charol.
Andrés despertó de golpe, sudando y sin saber donde estaba. Al incorporarse se dio cuenta de que estaba en el Hotel y que había tenido una pesadilla. Se fue otra vez a la ducha y se ducho, está vez con más cuidado ya que el susto aún lo llevaba dentro.
Bajo por las escaleras hacía el comedor, entró y se sentó en una de las mesas. Prefirió una apartada de las demás. En un rincón de aquel comedor, había un rincón bastante apartado, rodeado de unas plantas que hacían de parapeto. El camarero se acerco y le dio una hoja, una especie de carta, pero a lo pobre. Andrés miró el menú y pidió al camarero, mientras le dijo que le sirviera una cerveza.
Andrés estaba bebiendo la cerveza cuando de pronto se le acerco una mujer, sabía que era mujer por sus zapatos, era lo primero que vio, sus zapatos rojos de charol.
-Buenas noches caballero, le importaría que me sentará a cenar con usted?. Dijo aquella misteriosa mujer, mientras Andrés levantaba la cara para observarla.
-Bueno, no sé si se……..-le corto la mujer- No se preocupe, se que es una intromisión, pero tengo que hablar con Vd. Por favor solo necesito un poco de tiempo para explicarle una cosa.
Andrés era muy curioso, siempre lo había sido, y ahora no tenía nada que perder, simplemente escuchar a una mujer que no conocía, pero que le hacía percibir, sentir una especie de curiosidad morbosa.
Está bien, siéntese, pero a mi me gusta comer solo. Es una manía, me dedico a vender catering para que la gente coma en compañía y a mi lo único que me gusta es comer solo.
Quizá no ha encontrado a las personas adecuadas para que le acompañen en sus comidas..-dijo la mujer.
Aquella noche Andrés ceno acompañado, aquella mujer era la del sueño, se dio cuenta que llevaba los zapatos del mismo color y de charol. Aquello le parecía extraño, pero había iodo hablar de que ha veces había personas que soñaban lo que iba a suceder o lo que había sucedido anteriormente. En la cena ella le explicó que estaba buscando a su hermano, hacía dos semanas que se había alojado en el Hotel, pero no había regresado. Al llegar ella al Hotel dio la descripción de su hermano pero nadie lo había visto. Jeremi, que era su nombre, llamaba cada día a su hermana, al llegar al Hotel aquella semana le dijo que se alojaba en la habitación 14 del Hotel, durante dos días me llamo cada noche, pero el tercer día ya no tuve respuesta de él. Al principio pensé que se había olvidado o que quizá por el trabajo no había podido. Pero cuando pasaron cinco días y no supe nada, me vine aquí, tengo que saber que ha pasado con mi hermano, él no se iría sin decir nada, estábamos muy unidos los dos.

Acerca de Marian

Escribo relatos cortos, poemas, reflexiones y otras cosas de interés general, me encanta estar informada de todo lo que pasa en el mundo. S
Esta entrada fue publicada en General, Relatos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Diario de un vendedor- 2º parte-

  1. Attractive component to content. I simply stumbled upon your weblog and in accession capital to say that I acquire in fact loved account your blog posts. Anyway I will be subscribing to your augment or even I success you get right of entry to constantly rapidly.

  2. marola dijo:

    No, querida Gorocca, hoy pondré más….¿os gusta?…gracias por vuestro apoyo incondicional. Besosss Marian

  3. gorocca dijo:

    Me imagino que no acaba así verdad?ya seguirás.
    Un abrazo y en la siguiente invitación espero conocerte.

  4. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s