Un poco de mi – 4 de diciembre de 2008 –

navidades-1967
En esta foto estamos mis primeros hermanos y mi abuela Pura. Eran las Navidades de 1967
Hoy quiero hablaros de mi, un poquito de mi, para aquellos que me conoceís hace tiempo, aquellos que me siguen fieles en mis escrituras, poemas, y aquellos que me dejan sus comentarios que me emocionan. Porque a veces las palabras escritas te llegan a tocar el corazón, a mi en particular, hay personas que me han emocionado con sus palabras, por he sentido que las dicen de corazón, por que las sienten. Algunas personas las dicen por no hacerte daño, y tambien lo agradezco, pero ante todo siempre he pedido que en mi blog se dejen las opiniones, los comentarios, el parecer o sentir de todos real, si algo no gusta, pues no gusta, no tenemos que decir que algo está bien es bonito si no es cierto o no creemos en ello. Tambien se que hay veces que a todos nos cuesta decir la verdad sobre algo que ha escrito otro, quizás no nos guste pero pensamos en el esfuerzo que ha dedicado, en su ilusión y eso nos hace tener un poco de compasión. Creo que es bueno, pero también creo que es malo, porque si no le decimos lo que creemos realmente o lo que está bien o mal, nunca aprenderemos. Siempre me dijeron que se aprende de los errores, de las cáidas, de las malas experiencias y es cierto, solo que te das cuenta cuando ha pasado el tiempo, cuando traspasas la edad de los 35 o 40 años. Entonces recuerdas aquellos consejos, aquellas palabras que te sonaron a reproche, y que en el fondo solo tenían la intención de que fueras mejor.
Yo he aprendido mucho de la vida, aunque por mi carácter conformista a veces soy una cobarde, prefiero tragarme la lengua antes que una discusión que pueda llevar a una situación de enfado o malestar. Desde que recuerdo he sido una persona que todos me decían lo buena que era, lo que me querían todos, y ahora lo pienso y quizás tuvieran razón. Yo creía que lo decían por animarme, por consolarme de aquellos complejos que tenía a los 13 o 14 años.
Ahora se que la vida da vueltas, que no es facíl y que muchas veces los problemas los buscamos nosotros mismos. Creo que si pensaramos dos veces muchas palabras que salen de nuestras bocas, evitaríamos muchos problemas, pero el carácter de cada persona no se puede cambiar.
Creo que he tenido una vida bastante  esplendida, llena de emociones, llena de vivencias, de momentos inolvidables, he tenido tambien momentos tristes, momentos en los que lo hubiera dejado todo, pero que sería de nuestra vida sin todo eso. No concibo una vida monótona en todos los sentidos, no concibo esas personas que lo programan todo, que viven esperando el mañana, viven para el mañana y se les va pasando la vida…..intentando descubrir el futuro, cuando no tenemos futuro, tenemos un presente valioso que la mayoría de las veces se nos escapa de las manos.
Yo he sido muy feliz con mi familia, somos siete hermanos, yo la mayor. Nos llevamos tan solo un año cada uno,  cuatro mujeres y tres hombres. Estamos repartidos en varias comunidades y un hermano en Argentina. El recuerdo más bello que tengo de mi familia es el día de Noche Buena. Mis padres ponían la mesa para 9 personas al principio, después al pasar el tiempo fueron añadiendo cubiertos, maridos, mujeres y nietos un total ahora de 17 seríamos más mis padres si nos juntáramos. Aquella noche era mágica, los mejores cubiertos, los mejores manteles, velas, adornos navideños, pero sobre todo ilusión, mucha ilusión. Celebrábamos aquella noche como nadie, mi padre cocinero, muy bueno, preparaba la cena, gambas, langosta, ibéricos, y pato a la Naranja o algún segundo plato para chuparse los dedos, mucho vino, cava, y música, alegría, cantos, regalos, bailes….hasta las 6 o 7 de la mañana. Ahora han pasado años que todos nos hemos distanciado, unos por vivir en otra provincia o país o por diferencias irreconciliables de carácter. Ahora me doy cuenta de lo que nos estamos perdiendo, de lo que era y lo que es, me da mucha pena no poder volver a aquellos momentos, a aquellas veladas que me hacían feliz. Dicen que todo no dura siempre, que todo cambia, yo no me lo creía, pero es cierto. Me gustaría que nos diéramos cuenta y intentáramos conservar esos momentos que tan felices nos han hecho, dejar atrás las peleas, las discusiones, el querer tener siempre la razón….Me gustaría que existiera una pócima que te pudiera encantar y que hiciera reaccionar a las personas, y ser más humildes, comprensivos, amables, cariñosos….aunque solo fuera un momento dentro de la eternidad.

Yo conservo en mi corazón una cinta, un DVD, un cassette con todos esos momentos felices, y de tanto en tanto cierro los ojos, apreto el interruptor y vuela mi imaginación hacía esos momentos en que la vida era un verdadero placer, un emotivo encuentro con la fraternidad, con el amor.

Acerca de Marian

Escribo relatos cortos, poemas, reflexiones y otras cosas de interés general, me encanta estar informada de todo lo que pasa en el mundo. S
Esta entrada fue publicada en Diario de una mariposa, General y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Un poco de mi – 4 de diciembre de 2008 –

  1. marola dijo:

    Gracias a Gorocca y a Iñaki por que con sus palabras me hacen legar esa fuerza que se necesita, los dos tienen razón, Gorocca por decir lo del amor, todos necesitamos amor, ese amor profundo, ese sentimiento que te cosquillea y que te hace saber que estas acompañada, estas con personas que te quieren. Y a Iñaki, creo que hay que ser sincero aunque cueste, y a veces es una especie de trampa, pero al final te queda ese buen sabor de boca, porque has conseguido sacarte esas espinas que se van clavando en el corazón. Gracias a todos por vuestro cariño un besazooo para todos. Marian

  2. Todo lo que cuentas me ha recordado mucho a mi propia familia y lo comparto.
    Seré especialmente sincero contigo, ya que lo demandas con buen criterio. Es la misma aspiración que tuve yo cuando comencé con el blog. Todos necesitamos franqueza para mejorar, es lo suyo.
    ¡Feliz Navidad y felices todos los días del nuevo año!

  3. gorocca dijo:

    Marian, eres una mujer,bueno más bien y para ser más exactos diré, que creo que eres una mujer valiente y emotiva y que de alguna manera con lo que escribes estás pidiendo un poquito de lo que tu sabes ofrecer tan bien: amor. Eso es una virtud pero exige un esfuerzo y no todo el mundo está dispuesto a hacer ese esfuerzo. Pero quién sabe, ya sabes el refrán: quién la sigue la consigue, quizás puedas aplicarlo a los tuyos y persistir en esa reconciliación, el perdón es una habilidad de seres inteligentes y tú lo eres.
    Saludos navideños!

  4. marola dijo:

    Gracias amigo, solo fue un pequeño homenaje a esos recuerdos imborrables que quedan en la memoria y que no volverán.

  5. No rebobines! Esos momentos que tú recuerdas has de hacerlos nuevos ahora, mañana, siempre, para los que hoy, mañana están contigo. Ellos también tienen derecho a retener esos, que serán otros, buenos recuerdos. Hay que pregonar que el mundo debe de seguir siendo algo por lo que vale la pena luchar.
    Un abrazo, Enrique

  6. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s