Las televisiones, educadoras o destructoras?

Me quedo perpleja que se intente por todos los medios actuar en contra de la violencia, que se quiera educar a los hijos, que se intenten que las personas vayamos seguras por la vida y sin embargo tenemos en nuestros propios hogares las armas más poderosas para cometer o realizar actos violentos: “Las televisiones”.

Estoy indignada, de que cada medio día y cada noche, el 80% de la duración de los telediarios se lo dediquen a eso “violencia”, asesinatos, matanzas, suicidios...¿pero es que no existe en este mundo tan plural y diverso espacio para contarnos noticias alegres, noticias alentadoras, noticias de gente que hace cosas en el mundo, de política, de sociedad, de ONG’s, de naturaleza,  que no tenga que ver sola y exclusivamente con la muerte?….Creo que si, y creo sinceramente que los telediarios no son programas en los que se miden las audiencias como otros que utilizan a personas son saber como son o como pueden actuar ante una situación de rechazo por parte de otras. Los telediarios son para enterarnos de lo que pasa en el mundo, para tener un poco más de cultura, saber que presidentes hay hoy en día gobernando, que pasa en la política mundial, la economía, etc. Estamos convirtiendo las televisiones en auténticos magatzines de violencia, terror, se parecen más a aquellos periódicos como “El caso” en que todo era lo mismo de lo mismo.

Siempre he seguido a tele 5 (hablo de este canal como podría hablar de otro) porque me gustaba el tipo de noticias que daban, ahora ya he dejado de verlo, porque creo que esa es la ventana más peligrosa que existe, una forma de relamernos, de observar como unos se matan, como la violencia está creciendo de forma alarmante sin que nadie se plantee que es preferible ganar menos y hacer más por la cultura.

No me sorprende nada cuando salta la noticia de que han matado a alguien por ir a un programa de televisión, y ante el rechazo de su ex-pareja, este se le ha girado la cabeza y la ha matado. En el programa de “El diario de Patricia” es uno en el que, (no comprendo como el gibierno y asociaciones diversas le dan el visto bueno a este programa), dos personas han muerto a manos de sus ex- parejas despues de haber asistido el mismo. No se dan cuenta lo verdaderamente peligroso que puede ser llevar a estos enfermos a un programa dondé posiblemente serán rechazados por sus ex’s,  un programa que engaña vilmente a los invitados que van creyendosé que es para hablar de su país, de su comida, o de cualquier excusa que les dan como gancho, porque si en realidad les dijeran que iban porque su ex quería la reconciliación, no hiría nadie.

Svetlana, la mujer rusa fue asesinada, supuestamos a cuchillzados por su ex tras rechazarle en directo en el programa de Antena 3.

Ana Orantes, una mujer granadina maltratada, que fue quemada viva por su marido tras relatar su historia en televisión. Ocurrió en diciembre de 1997.

En 1999, la Policía detuvo a Pedro José Nueda, un joven valenciano de 29 años como autor de la muerte, descuartizamiento y ocultación del cadáver de su esposa, embarazada de nueve meses.

¿Es licito engañar y provocar que el rechazado, despues del programa lo único que tiene en mente es ir a matar a esa persona, que le ha dejado en ridiculo delante de todo España?….

¿Se han preguntado alguna vez los organizadores de esos programas como puede reaccionar alguien que queda como un “pelele” delante de millones de personas cuando es rechazado por su pareja?,

¿Se han tomado la molestia de averiguar si esa persona tenía algún tipo de condena o orden de alejamiento de su expareja, y porque motivos se separaron?…

No,no y no. Todo lo que les importa es la audiencia, los records de audiencia. Sinceramente, a mi me parece vergonzoso esa forma de ganarse la vida. Este programa, como lo he puesto de ejemplo, pero hay muchos más de este tipo, deberían desaparecer,  al menos establecer unas normas legales, de conciencia y respeto por aquellas personas que están en peligro.

Dos muertes, dos mujeres, por ir a un programa, ¿para que?….para morir.

Señores, me quedo a veces pensando hasta donde puede llegar la mente humana, la avaricia, y el poder por el dinero, cuando se pasa por alto la vida de las personas. Debería haber un protocolo, unas normas legales para este tipo de programas, y sobre todo, resguardar a esas personas que están viviendo su infierno, se debería respeta la orden de alejamiento, el anonimato de muchos, y sobre todo se debería decir la verdad.

Este post lo dedico a esas teles, esos programas que en vez de hacer cultura, están provocando que cada día haya más incultos, más violentos, más personas que utilizan los medios para dejar abierta la puerta de la venganza y de el odio.

Menos mal, que hay canales que empiezan a despertar de ese sueño profundo que les ha invadido durante años,  y nos van a cambiar la programación, como el canal 33, que va a dedicarse a la cultura, un espacio “para la autonomía, la creación, la imaginación, para ser críticos y autocríticos” y no para decirle a la gente que debe pensar ni decir.

Apostemos por la cultura, dejemos la herencia de las cosas buenas a nuestros hijos, intentemos cerrar las puertas a todo lo referente a la incultura, la violencia porque depende de nosotros el futuro de esos niños que dentro de poco se convertirán en hombres y mujeres con unos valores que dependen únicamente de lo que hayan visto en su vida.


Acerca de Marian

Escribo relatos cortos, poemas, reflexiones y otras cosas de interés general, me encanta estar informada de todo lo que pasa en el mundo. S
Esta entrada fue publicada en Diario de una mariposa, General, Reflexiones diarias. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Las televisiones, educadoras o destructoras?

  1. Helen Maran. dijo:

    querida amiga de biatcoras, que no perfecta e inequivoca,sobre educai[on y herencia a nuestro hijos,ojalá podamos difundir más todas estas iniciativa,un abrazo de luz desde Israel.helen.

  2. Pingback: Televisión…¿quien la regula? « Todo lo que soy

  3. Josetxu dijo:

    Soy periodista y me avergüenzo de los telediarios. Sólo venden morbo adornado con lo que consideran noticias de interés. El daño social que están haciendo es enorme. Recomiendo ver la peli “Boulling for Colombine”, de Michael Moore. Muy esclarecedora.
    Salud2

  4. Pingback: Bitacoras.com

  5. marola dijo:

    Si Carlos todo tiene que ver en conjunto, todos están metidos en el mismo puchero, y el único objetivo es el dinero, las audiencias, aunque el país se desmorone, aunque la educación este en sus horas de decadencia más altas, da lo mismo, que más da. Es una verdadera pena. Gracias Marian

  6. Carlos dijo:

    Tal parece que la realidad fuese solo eso… ¿Tan poco espectácular es la bondad?

    Los medios solo venden carne fresca y aún sangrante

    ¿Será que ya hemos dejado de ser una especie omnivora?

    ¿Tal vez nos hemos vuelto una especie de carnivoros depredadores puros, antropofagos, canallas y cortos de entendederas que la calidad y cantidad de la pitanza deja ver?

    Quizás deberíamos añadir a la pitanza a algunos de los responsables, “periodistas”, cocurseros y cineastas cuya bazofia nos sirven en cada jornada televisiva.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s