Sant Jordi – Día del cumpleaños de los libros-

Hoy es Sant Jordi, un día muy especial para los catalanes y los que no lo son.  Desde hace unos años, se impulso a gran escala esta fiesta maravillosa en la que se ha conseguido combinar el arte de la cultura escrita con la naturaleza, el amor. Este día tan especial hay dos cosas que se comparten, la rosa roja y el libro.
Para mi ese día es algo así como una fiesta del amor, amor a los libros, uno de mis amados en la vida. Sentí una emoción particular al pasearme por la Rambla de Catalunya, el Paseo de Gracias y la calle Caspe. Tres calles famosas, abarrotadas, e interesantes del centro de Barcelona. Ayer parecían inundadas, exageradamente abarrotadas de todos esas personas que salieron a festejar esta fiesta. Un cosa que me llamo la atención fue que en la calle Enrique Granados con Consejo de Ciento, hay una cabina telefónica, ayer en su techo habían colocados unos siete u ocho libros rodeados de una malla espinosa de alambre, parecida a las que ponen en las fronteras para que nadie pase. En la parte baja había un cartel que ponía unas palabras que ahora no recuerdo, pero que tenían algo que ver con “encarcelada, libertad, prisioneros”.
Aquello me llamo la atención mucho, porque era una forma de expresar quizás la falta de libertad de expresión que en muchos países está vetada, juzgada, y prohibida. Aquella forma de expresar con los libros y la alambrada algo que todos deberíamos rechazar, denunciar estaba ahí delante, una pequeña forma de decir algo sin llamar la atención ruidosa, simplemente por medio de una escultura o forma por llamarlo de alguna manera.
Me hubiera gustado tener una camara de fotos para haber echo una y que vierais lo que os cuento. Las palabras dicen que pueden ser más fuertes que el metal, que las rocas, en un momento dado ellas pueden cambiar el mundo.
Ayer era el día del libro, aquí en Catalunya y en muchos países del mundo. Era el día de la expresión más fuerte, vibrante, que un hombre puede tener. Las palabras no mueren nunca, no se olvidan, quedan grabadas en las memorias para siempre. Puede olvidar un imagen, pero no una palabra.
Este post es una forma de expresar ese sentimiento que ayer me invadió, porque amo las letras, las palabras, la poesía, los libros. Deberíamos amarlos y deberíamos inculcar a nuestros hijos, a nuestra sociedad que sin ellos posiblemente no existiría una historia, un mundo, una sociedad, gracias a ellos hemos descubierto tantas cosas, nos han ayudado tanto en tantas ocasiones, no han hecho olvidar tantos malos ratos, y sobre todo nos han dado una parte de la educación y la cultura.
El día de Sant Jordi, es para mi como el aniversario de mis libros, ese día especial en que se les debe recordar, se debe celebrar que están siempre a nuestro lado, y que nos han salvado de tantas cosas, nos han ayudado tanto. Son como tener un “mejor amigo”.

Acerca de Marian

Escribo relatos cortos, poemas, reflexiones y otras cosas de interés general, me encanta estar informada de todo lo que pasa en el mundo. S
Esta entrada fue publicada en Diario de una mariposa, General. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Sant Jordi – Día del cumpleaños de los libros-

  1. marola dijo:

    Gracias Ernesto, lastima que no nos conocemos, podríamos haber pasado un rato hablando de eso que tanto nos gusta. Yo estuve solo al mediodía, pero lo suficiente para sentir ese perfume, ese aroma de fiesta, de libros y flores. Besos Marian

  2. Ernesto dijo:

    Este año tuve la gran suerte de estar el día de Sant Jordi en Barcelona. Curiosa coincidencia, yo también paseé por la Rambla de Cataluña, el Paseo de Gracia y la calle Caspe celebrando la fiesta, y además visité la Central del Raval y la Librería Bertrand. Precisamente el libro que estoy leyendo ahora lo tengo señalizado con un marcapáginas de la Associació Rambla Catalunya. Tal vez hasta nos cruzáramos en algún momento.

    Y efectivamente es toda una experiencia, que debería disfrytar todo el que pueda algún año, las rosas, las paradas de libros, los miles de personas, el ambiente de fiesta y alegría.

    Como colofón, el domingo porf la mañana me perdí en el Mercat de Sant Antoni, donde acabe de rematar con otros libros. Lo dicho, una experiencia única.

    Un abrazo Marián.

  3. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s