Duendes de la ciudad

Dedicado a esas personas que viven en la calle, en los cajeros, en los bancos de los parques….porque todos podemos estar mañana acompañandolos….
 
DUENDES DE LA CIUDAD

Duendes diurnos y nocturnos de la ciudad,

amigos eternos de cartones abandonados,

buscadores de cobijo, calor,

en cajeros de gigantes usureros,

en bancos barnizados en parques inquietos.

en noches de frio, soledad y tristeza..

La amargura alcoholizada

delata a ese caballero errante,

de pobreza gigante, de miserias compartidas,

que con vino y cerveza huye despavorido

de la realidad de la vida,

de espectadores en sesiones gratuitas,

hacía sus guaridas de papel-cartón

Aparecen las noches oscuras, desiertas

vigilantes ellos, en vilo, de calles, de ruidos,

de sombras inesperadas, de demonios

perturbados, sin conciencia,

nunca se sabe….. noches de ruletas rusas,

apostando el destino sin licencia.

Aparece de repente el miedo,

esa presencia nocturna e inoportuna,

apoderándose sin permiso del alma,

le recuerda la hambruna, la desidia,

le roba el valor y la sinrazón,

le recuerda esa su única condición

de desheredado, repudiado.

Expectantes, ante visititas inesperadas,

de malditos verdugos nocturnos,

vigilando las iras de esos cretinos que te queman,

te incineran vivos, sin motivo ni razón.

Aparecen de repente, carroñeros sonrientes

le roban la única vida, la huérfana dignidad,

se ríen irreverentes de esos duendes de ciudad

y huyen dejando las huellas de la crueldad,

los vejan, queman, maltratan sin piedad,

sin saber que mañana los verdugos nocturnos,

se convierten sin querer, en duendes de esa ciudad.

Un fina línea los separa, de esa realidad,

hoy verdugo carroñero, mañana….duende de la ciudad.

Autora : Angeles Rosique Labarta

Hoy me siento feliz!!!!

Parece una extraña y singular palabra, no utilizada ni sentida como tal, en la mayoría de veces y por la mayoría de las  personas, pero a veces esa palabra existe, la sentimos, y entonces pensamos que realmente hay cosas en la vida que vale la pena disfrutarlas. se nos hace un nudo en el estomago y sentimos en la piel experiencias nuevas, es como cuando te enamoras de alguien locamente….

«Hoy hay una persona que me está haciendo más feliz que ayer y menos que mañana»

Esa es mi frase para hoy, porque me siento feliz, voy a cambiar de aires, de piso, de barrio, de muchas cosas y aunque hay una parte de mi que se deja mucho, dónde he estado casi 3 años, que añoraré …y mucho, hay otra parte de mi que está feliz por cambiar, por muchas razones.

Todo el mundo nos merecemos un poco de paz, felicidad y eso es lo que estoy intentando lograr después de mucho tiempo. No es que haya sido infeliz, pero no ha sido como me esperaba o creía que podía ser. He descubierto muchas cosas, he conocido a muchas personas, he escrito guiada e inspirada por ese trozo de barrio, por esas personas que viven en el mismo, he vivido experiencias buenas y no tan buenas, he sido feliz y he estado triste en muchas ocasiones. No quiero acordarme de lo negativo porque no vale la pena acordarse, en mi corazón solo se han quedado las personas, las cosas, los momentos, los animales, el parque. Todo eso que me ha hecho en muchos momentos sentirme feliz.

Espero que esta nueva etapa, o estación de tren como escribo en muchos de mis relatos sea un poco mejor en todos los sentidos que la anterior estación, solo deseo ser buena persona, ser buena amiga de mis amigos, disfrutar de la vida en todos los sentidos, y sobre todo empezar a quererme, a saber y creerme que valgo mucho y que soy una gran persona. Porque como dicen «si no te quieres tú, no puedes querer a nadie».

Y esta es mi declaración de intenciones para estos próximos años……no sé cuantos, espero que sean muchos, y que me dejen vivir, sentir, gozar de esas cosas sencillas de la vida, que para mí son lo más grande.

Amanece un nuevo día

 
 Marian el 14 de enero de 2012 en el Bunquer del Guinardo.

Hace muchos días que no escribo nada, a veces perdemos la inspiración o simplemente hay que hacer un parón. Cuando no te sientes, cuando no comprendes, cuando no entiendes ciertas cosas de la vida, de las personas se provoca un bloqueo de mente, espíritu y persona. Vivimos en mundo y en un momento de caos total, un caos provocado todo por la violencia, la falta de empatía, la falta de comprensión y humanidad. He vivido estas semanas unas situaciones de verdadera pena, de quedarme sentada y observar la situaciones que se están provocando y el desquicie de las personas por cualquier motivo, y sin motivo.
No he comprendido nunca el egoísmo, la falsedad de las personas, es verdaderamente lamentable vivir en tu propia piel esas sensaciones, cuando tú no eres así.
Creo que está sociedad se ha contaminado, se ha infectado de algún virus o cáncer del que será muy difícil curarse, ya que nadie pone de su parte, todos van a “lo suyo” a sus “intereses” y eso provoca que algunas personas nos sintamos como verdaderos imbéciles. Pero, llega un momento que no quieres que te infecten y la mejor manera de no contagiarte es alejarte de ellos, yo estoy en ello. Me quiero alejar de todo eso que me provoca angustia, me provoca un estado de ánimo del que no puedo salir porque siento por dentro algo que me obliga a sentir lástima, empatía, sentir que tengo que ayudar a ciertas personas, pero después de todo ese esfuerzo, te quedas solo, nadie se acuerda de ti, simplemente te dicen que “aléjate, nadie espera nada de lo que tú haces por los demás, nadie te va a devolver nada”.
Y creo yo, que no se trata de que tú hagas algo y esperes que te lo devuelvan, no eso no funciona así, pero tampoco creo que sea lógico que siempre tengas que sentirte “invisible” cuando tú eres, el que necesita de la ayuda de los demás. Hay personas que dicen que tienen amigos, “amigos”, ¿Qué es esa palabra? ¿Qué sentido y esencia tiene en realidad? ¿Existe sinceramente la amistad?….me planteo montones de veces esas preguntas, y nunca sé qué respuesta darles, la mía o la que contestaría todo el mundo, o lo que los demás creen y en la mayoría de los casos están totalmente equivocados. Porque la mayoría de las personas confunden “la amistad” con “el colegismo”, con el salir de copas, el estar una tarde con ese conocido, pero no amigo de verdad. La verdadera amistad yo la catalogo dentro de las actuaciones de un persona que realmente deja, hace, todo por otro. Y sinceramente que he visto muy, pero que, muy pocas personas que hagan eso en su vida.  Puedo creer en ella por mí misma, por haber dado todo a un amigo-a, pero no puedo creer más allá de ese pequeño ejemplo que tengo escrito en mi vida. Y sinceramente, me siento orgullosa de haberme comportado como lo hice, a pesar de las consecuencias que eso me ha repercutido en mi vida. No me arrepiento de nada de lo que he hecho en mi vida, tanto de las buenas, como de las malas acciones o comportamientos, porque he aprendido mucho, pero mucho, he ido haciendo colecciones de cicatrices, cada una de una experiencia, cada una de una vivencia, de un sentimiento, y eso me hace cada día más grande de corazón. He preferido caerme, rasgarme, sufrir, que haberme quedado, como hace mucha gente, hibernando, pasando de todo, no queriendo implicarse en nada, simplemente porque dicen “que ellos también tienen problemas”. ¿Y quién no tiene problemas hoy en día?… ¿eso significa que hayas de actuar como los avestruces, encogiendo la cabeza, escondiéndote de la realidad, ausentándote de todo y de todos? … púes sinceramente creo que no, pero allá cada uno, como dicen.
Hoy escribo esto porque llevo una mochila llena de palabras, de frases, de textos, de ideas, de pensamientos, de reproches que tengo que sacar como sea y expresar eso que me duele, que me quema, así lograré deshacerme de todos esos rastrojos que lo único que hacen es impedir que sea “yo misma”, impedir sentirme bien conmigo misma, ahora es el momento de pensar que después de todo “soy una buena persona, que no puedo dejar mi vida olvidada para acordarme de la de los demás, que no puedo hacerme los problemas de los demás míos, cuando los míos están dentro de la mochila olvidados, por mi y por los demás. A veces es difícil conseguir eso, y siendo una persona diferente a los demás aún cuesta más. Pero, cuando llega ese momento en que ves que se evapora toda tu esencia, que se está deshaciendo tu vida, tu alma y van desapareciendo poco a poco tienes que tomar esa decisión, que no querrías, pero que has de hacer.
Ahora empieza una nueva etapa, ahora el tren se ha parado en otra estación, ahora amanece un nuevo día…

Un puñado de buenos deseos!!!!

No quiero felicitar las Navidades, quiero sacar de mi mochila, esa que siempre llevo a cuestas, un «puñado de buenos deseos».

Deseos de: Amistad, amor, compañerismo, humildad, buen corazón, un deseo para que nadie se quede o se sienta solo, para que nadie no tenga para comer, que nadie le falte un abrigo, que a nadie le falte una mano amiga en los malos momentos, que nadie se quede sin trabajo, que nadie odie a nadie, que nadie se revele violentamente….todos esos y millones más son mis deseos para todas aquellas personas que quiero, esas que te hacen sentir algo en la vida, esas que siempre están aunque no las veas, esas que te dan alegría cuando las ves.

Desearía que el año que viene pudieramos reir, abrazarnos, soñar, sentir el amor, despedir la tristeza, sintieramos en el corazón un pinchazo cuando ves alguna injusticia, pensaramos más en aquellas personas que pasan desapercibidas, pensaramos que a pesar de todo somos afortunados, muy afortunados de tener la vida que tenemos, ayudaramos sin interes a aquellas personas que nos lo piden sin hablar….esos son mis deseos para estas navidades.

Espero que al menos la mitad se cumplan y pueda contarlo.

Con todos mis deseos….

Este año regala poemas para Navidad

Este año para Navidad,  ¿porque no regalar algo que te llegue al corazón?, que no cuesta mucho y que además va a poder ayudar a muchas personas en algo que necesitan. Se me ha ocurrido hacer algo especial, este año me gustaría compartir con todo el mundo mi poesía.

He hecho un libreto con cinco poemas de amor y desamor. La portada es una fotografía que tome el 28 de  agosto de 2010 en Vilada en el pantano de Baells. El titulo del poemario tiene un sentido especial para mi  «Cerezas y amor» son dos palabras entrelazadas de sensaciones, pasión, noches, y sobre todo mucho amor.

Está en PDF para poderlo enviar a muchos sitios por medio de correo electrónico, pero también lo puedo enviar por correo postal encuadernado sencillo.

El precio es de 5 euros, que irán destinados a personas de mi barrio que no tienen trabajo, personas que a veces necesitan un ticket del autobús para poder presentarse en una entrevista y tienen que nadar más de una hora para llegar andando, personas que no tienen ni para comprarse una barra de pan, o para esas pequeñas cosas que posiblemente nosotros no le demos importancia porque es poco dinero, pero a veces un euro para ellos es una fortuna.

Se que estamos en crisis, que no hay dinero, que por otra parte hay muchas personas que se aprovechan de la buena fe de otras para hacer estafas. Ni la más mínima intención de eso, lo que se recaude de vender mis poemas será para repartir entre personas que no tienen nada, que están solas, que viven en la calle,  que duermen en los cajeros ahora en Navidad  y durante todo el invierno, porque tienen frió….algunos mueren congelados.

Me gustaría con lo que se recaude poder comprar una manta, un tetabrik de caldo, unas galletas, un menú caliente el día de Navidad, un jersey, unas botas, etc. y repartirlos entre esos «ángeles caídos» o «duendes de la ciudad» como les llamo yo, y que tenemos alrededor nuestro. Creo que sería el mejor regalo de Navidad para ellos y para nosotros.

Me encantaría poder escribir un post, días después de Navidad, y contar que ha sido esa experiencia, que hemos sentido. Poner fotos de ellos de esos momentos en que hemos repartido felicidad, sonrisas, amor y reflejar con palabras e imagenes,  que a pesar de todo «son humanos, personas» como nosotros.

Si alguien está interesado en el libreto se titula «Cerezas y amor», lleva cinco poemas y vale 5 euros, escribís un correo a marian.rosique@gmail.com   os enviaré el nº de cuenta para hacer el ingreso, y os enviaré el libreto o por correo electrónico en PDF o bien por correo postal a la dirección que me digáis.

Ojala consigamos con la poesía una sonrisa para estas personas en Navidad.

Gracias a todos y Felices Fiestas de Navidad 2011