Mi pagina web http://www.todoloquesoy.es/

Queridos blogueros y amigos he creado una página web para poder llegar a muchos sitios, se que por el blog «Todo lo que soy»  he llegado a casi todos los países del mundo, pero ahora quiero que por medio de una página lleguemos a más gente.

Esta es mi página :   

http://www.todoloquesoy.es/ 

tiene el mismo nombre que el blog, porque siempre me ha gustado esa frase que se me ocurrió al crear el blog, define todo sobre mi.

Espero que os guste y que sobre todo sirva para mucho. Tengo un proyecto muy bonito que de momento ya ha dado el primer fruto. Un proyecto pequeño, pero para mí grande, quiero estas Navidades una sonrisa en personas que viven en la calle por medio de la poesía. En la página web está el proyecto y en el facebook también:

https://www.facebook.com/marola77

Quiero regalar a esas personas que viven en la calle, en el parque del Nen de la Rutllà, en el parque del Guinardo, en los cajeros de la Avda. de la Mare de Deu de la Verge Montserrat, una manta, una caja de galletas, unos calcetines, una comida caliente…..en los días de Navidades. Quiero pasear un día de la semana de Navidad y que ellos me regalen una sonrisa, será el mejor regalo de la Navidad.

Quiero vender unos poemas míos por 5 euros y con ese dinero comprar esas cosas a esas personas  que en esos días están solos, abandonados, olvidados.

Ojala entre todos podamos conseguir que las personas nos regalen una sonrisa.

Sentado en las rocas de mi playa favorita

2/08/2010

Sentado en esas rocas, que hacen romper las olas de la Barceloneta, cada día, a eso de las seis de la tarde voy y me siento durante más de dos horas recordando……
Me había sentado junto a la ventanilla, para no perderme el placer de visualizar aquellos maravillosos parajes. Recordé cuando tan solo tenía 5 años los viajes con mi abuela, asientos de madera, el traqueteo de los vagones, el ruido ensordecedor de aquella chimenea de humo negro y el revisor que siempre me miraba con unos ojos de dulzura. Regresamos a Barcelona desde la Pobla de Masaluca-Faió, yo estaba triste, me acordaba de esos maravillosos días en el pueblo, corriendo, jugando entre las calles y las casas blancas envueltas en rosales rojos, amarillos y blancos, de inolvidable perfume a felicidad.
Llegaron los soldados por la carretera, cerca del embalse. Llegaban deprisa y con las armas en alto. Yo miré a mi padre, mis ojos lanzaron una especie de luz, se enmudecieron y mi padre se puso a llorar.
Estaba sentado junto a su diminuta maleta, cerca del fuego, del hogar que había construido con sus manos, ahora tenía que irse, salió de la casa por la puerta de atrás y mirando con los ojos llenos de lágrimas subió al tren, el mismo que cada día pasaba cerca de la casa y del que jamás pensó que sería su salvación.
Ahora estos días azules y este sol de la infancia me recuerdan aquellos días pasados, en que la ausencia se hacía cada día más inquietante, no saber dónde, como estaba.
Recibía alguna carta, con remitente falso, pero sabía que era de mi padre. Mi madre decía que era viuda, no quería que nadie supiera que aquel hombre grande, humano, tierno y trabajador había que tenido que huir, había tenido que dejarlo todo en un día como hoy, dónde el azul del cielo se confunde con el color del mar. Dónde el sol, ese sol de mi infancia me recuerda que ya no volví a verlo. Ahora con cincuenta años me siento en las rocas de está playa de ciudad, y mirando el mar recuerdo aquel día de su partida, recuerdo sus ojos, su expresión inquietante de miedo, de rabia controlada por ese carácter humano que tenía. La impotencia de no poder llevarse consigo aquello que más quería en la vida.
Han pasado ya más de cuarenta y cinco años y no dejo de pensar en él y en toda la soledad que debió parar por su vida. Se fue y no volvió como tantos, vivió sin aquello que más quería, pero me dejo esa imagen de ese día tan bello, me dejó su bondad, su humanidad, y sobre todo me dejó la huella del valor.
Marian R.L.

Recuerdos

El dadaismo es un movimiento antiartístico, antiliterario y antipoético, por que cuestiona la existencia del arte, la literatura y la poesía. Se presenta como una forma de vivir y como un rechazo absoluto de toda tradición o esquema anterior.

En poesía el dadaísmo abre el campo para la llegada del surrealismo y ayuda a crear un lenguaje poético libre y sin límites. Para entender qué es la estética dadá en el mundo de la poesía nada mejor que recoger los consejos que Tzara propone para hacer un poema dadaísta. El texto fue publicado en la recopilación Siete manifiestos dadá, «Dadá manifiesto sobre el amor débil y el amor amargo», VIII (1924).
Coja un periódico
Coja unas tijeras
Escoja en el periódico un artículo de la longitud que cuenta darle a su poema
Recorte el artículo
Recorte en seguida con cuidado cada una de las palabras que forman el articulo y métalas en una bolsa
Agítela suavemente
Ahora saque cada recorte uno tras otro
Copie concienzudamente
en el orden en que hayan salido de la bolsa
El poema se parecerá a usted
Y es usted un escritor infinitamente original y de una sensibilidad hechizante, aunque incomprendido del vulgo.
 
Así que yo hice eso, cogí 50 palabras las mezcle y salió este relato. Espero que disfruteís.
 

RECUERDOS (Un relato dadaista).

Estaba tomándome un té con pan tostado en la terraza del bar del Paraíso por la noche, como hacía para el desayuno, cuando de repente oí un ruido metálico, el colgante que llevaba puesto había caído con tan mala suerte en el hueco  del alcantarillado. Del salto que di para poder recuperarme, me di un golpe en la cabeza con el parasol, estaba totalmente aturdida, ese colgante me lo había regalado una buena amiga. Ella me enseñó a hacer dibujos en una pizarra cuando teníamos seis años, siempre juntas, hasta el jarabe nos lo tomábamos juntas, cuando una se ponía enferma,  yo también.
Tras el susto  del colgante, me fui con una rabia tremenda a coger el metro. El desayuno  del día siguiente me había caído fatal sólo tenía ganas de llegar a mi barrio, subir al mirador que hay en el parque del Nen de la Rutlla , ver a los niños jugando, un bebé dormido en su cochecito, con olor a perfume de flores, a eucalipto, fuera de toda esta maldita multitud de gente de ciudad. Desde allí miraba cada día los barcos que salían del puerto, recordaba un periodista que explicó en un libro, que perdió un botón en un viaje que hizo, y  un día estaba en la montaña de Montjuïc con el móvil sonando, y sonando, y de repente por una escalera que sube arriba de la montaña, en uno de los escalones se encontró el botón que había perdido, como en un monólogo se preguntaba ¿Cómo era posible que estuviera el botón aquí?…….

Llegaba la noche y tenía que buscar refugio, no había comprado ni un solo bocadillo, y la noche sería larga, quería disfrutar de amanecer.
«Desde la azotea de casa de mi madre se podía observar toda Barcelona, ​​los autobuses no llegaban hasta donde ella vivía, pero podía observar, un regalo, una vista única de Barcelona. Había una página en Facebook  de fotos antiguas de Barcelona en la que cientos de usuarios colgaban cada día las fotos de sus abuelos, como en un museo se  iban catalogando por años, barrios, todo bien colocado como  guantes de seda, entran suavemente, como un poema que lees, no te das cuenta y lo has memorizado de lo bonito que es …. «, comenzaba así el libro del periodista, éste que nunca terminó, ni publicó, pobre periodista que  quiso hacerse  rico y lo único que consiguió es abrir una tienda de periódicos en una gasolinera de la autopista que va a Barcelona, ​​esa tienda parecía una biblioteca. Había unas revistas muy curiosas que hablaban del palacio del Rey de Dubai. Fue feliz como un bebé chupando la cuchara  de su primer yogurt, hasta el día que se jubilo.
Desde aquel día sólo iba a ver la muralla que había pintada en el autobúsese  que pasaba cada cinco minutos por delante de su casa, después a las cinco de la tarde iba a la estación de tren y miraba a la misma señora que cada día cogía el mismo tren a la misma hora. Los miércoles siempre llevaba un globo de color plateado en la mano  y unos pañuelos que parecían sábanas de satén. Él le ofrecía una taza de chocolate para que no pasara frío mientras esperaba el tren, pero ella no quería, daba mil excusas: «que si me voy a buscar un buzón que tengo que echar una carta urgente, que si voy a ver si encuentro un diario para ver que concierto hacen esta semana en el Liceo …», señalaba con su pluma los anuncios de las actividades que hacían los fines de semana.

De repente un melodía, una canción con trabalenguas sonó en aquel lugar iluminado con una vela roja y un reloj de péndulo de más de cincuenta años, ella, artista esperpéntica cantaba una canción para el jubilado.

Carta al infinito

Este relato o carta la escribi hace mucho tiempo, pero le tengo un especial cariño. Espero que os guste.

Hola amor…..

Estoy un poco triste, esas ausencias de las que últimamente me tienes acostumbrada, no sé si te pasa algo, si no tienes ganas de escribir, quizá la ajetreada vida que llevamos nos hace perder la conciencia del tiempo, nos hace nublar la mente y la desvía hacía otros lugares, ¿o que es vida lo que sucede?……me  gustaría poder hablar contigo, tener una buena amistad, contarte y que me contarás más cosas.

A veces me siento realmente sola, sabes esa sensación de creer que no le importas a nadie, esa sensación triste y melancólica recorre muchas veces la mente y el alma. A veces intentas hablar, mantener una conversación y lo único que consigues es una respuesta que  dice que «no me enrolle, que calle por que no es el momento, o que no interesan esas chorradas»…entonces dentro se apodera una rabia, una especie de irá controlada que gustaría soltar. ¿Te ha pasado alguna vez?….a mi muchas. Pero, sabes lo que hago me oculto, me reprimo, me evado en mis poemas, en mis relatos, escribo y escribo sin parar durante horas, de esa manera esa irá se aleja, se esfuma, se apaga quedando impresa en las letras de mis poemas.

En ellas se puede ver y sentir muchas cosas, algunas son realmente intimas y personales, lo que me pasa, lo que siento, lo que desearía…., todo forma una especie de ser, un trabajo real, sincero de mi vida, ahora no puedo hablar contigo, no puedo leerte,  entonces te escribo yo, espero que no te moleste, porque a mi me encanta contarte cosas, me gusta hablar, hablar y hablar….quizá con eso me desahogo, quizás con las palabras encuentro la cura a mis desdichas, quizá es el medicamento de tanto y tantos, que sentimos algo dentro, que deseamos un mundo más humano, más humilde, más pacifico y no lo encontramos en las palabras.

Bueno infinito me gustaría que me escribieras unas letras, o muchas letras, se que durante el día no puedes o no tendrás tiempo, pero ¿porque no dedicarme unos minutos de toda esa eternidad que son las horas del día…?……te espero impaciente…..

Te añoro intensamente a ti, y a esas palabras que de tanto en tanto me dedicas, unos días te deshaces en elogios, en propuestas, deseos, besos y otros …..bueno  ya sabes esa ausencia, ese silencio oscuro y eterno que hace que mis días no tengan sol, no brillen, solo en las noches oscuras  que las estrellas iluminan miró hacía ellas para recordar que tu estás ahí en una de ellas, que has venido desde tan lejos para saludarme y desearme una feliz noche. Todas las noches envió regalos, envió mis deseos a muchas personas que quiero, según las enseñanzas  de Buda tendríamos que regalar algo cada día a todas las personas que vemos o queremos, pero no regalos materiales, tendría que  ser cualquier cosa, una carta, una poesía, un trocito de papel, una piedra, un deseo para que le vaya bien, y eso hago cada día, cuando me cruzó con alguien, cuando pienso en alguien que quiero le envió un deseo, espero que los que te envió cada día te lleguen y sientas eso que tanto deseo para ti. Hay tantos que me gustaría que se cumplieran….

Te quiero hasta la eternidad…porque la eternidad no es nada, es tan pequeña que la podríamos esconder en la palma de nuestra mano. Quizá, sería mejor decir, que te quiero hasta siempre, hasta el infinito….

Que tengas ese día tan especial que deseas, yo hoy te mando ese deseo, espero que cuando mires al cielo pase una paloma y te transmita eso que te envió.

Para siempre

Marola

 

 

 

Relato a concurso «El viaje de Adrian».

Os invito a entrar en un viaje, un relato de un viaje por tierras de los Monegros. Espero que os guste.

Un saludo

Marian

http://vagamundosmoleskin.wordpress.com/2011/03/15/el-viaje-de-adrian-autor-angeles-rosique-labarta/

telodigosindecirlo

realidad interpretada

Jerónimo Alayón

Poeta, escritor, editor y catedrático.

Solo tu lo sabes

Relatos eróticos para mujeres y hombres.

Prefiero quedarme en casa

Un blog sobre lo que me gusta escribir

El sitio tranquilo

No sé vender mi producto

VIV@

ALEA EIACULATA

Terminando de empezar

las vueltas que da la vida.....

Escuela de felicidad

El blog de Rafael Santandreu (santandreu@yahoo.com)

asesoriacolaborativa.wordpress.com/

Asesoría colaborativa social para entidades sin ánimo de lucro y para quien me quiera leer. Recursos y encuentros formativos

Jon Ícaro

Blog del escritor Jon Ícaro

La vida entre poemas

Mis poemas y vivencias

saludabletuvida.wordpress.com/

Este sitio web te mostrará la importancia de cuidar de tu salud para vivir una vida mejor.

os monegros

Proyecto cultural en la comarca aragonesa de Los Monegros. Un hogar y un paisaje.

Risto Mejide

🕶Web Oficial🕶

El faro del fin del mundo

¿No da acaso lo mismo un puerto que otro puerto?

A %d blogueros les gusta esto: